Mamporros de dinosaurio en la segunda temporada de Killer Instinct


Este mismo mes se cumplen veinte años del estreno en máquinas arcade del primer Killer Instinct y qué feo era el maldito. Dos décadas después, Microsoft estrena hoy la segunda temporada del resurgir del juego de lucha manteniendo el modelo de colección de quiosco que ya vimos un año atrás en el lanzamiento de la Xbox One.

Tras comprar Amazon el estudio Double Helix, a quienes los de Redmond confiaron resucitar el clásico de RareIron Galaxy tomó el testigo. Su trabajo en esta segunda temporada ha consistido en ampliar la plantilla original (que incluía a Jago, Glacius, Thunder, Sabrewulf, Sadira, Spinal, Fulgore y B Orchid) con ocho personajes más y retocar varios aspectos jugables y técnicos.

Regresan al torneo de Ultratech el boxeador TJ Combo junto a Maya, el incandescente Cinder y el dinosaurio Riptor. Porque un cuerpo en llamas liándose a tortas con un reptil con ADN humano es de lo más normal. Junto a los cuatro veteranos, otros tantos inéditos se incorporarán al plantel, incluyendo un fantasma vengador, un hechicero babilónico y un golem de guerra. El resto de novedades se resumen en una interfaz mejorada, nuevos movimientos para los personajes de la primera temporada, retoques en el balanceo, cambios en el sistema de progresión (que suma, junto al nivel global del jugador, niveles para cada luchador que permitirán desbloquear vestimentas y medallas) y, según Alex Jebailey de Iron Galaxy, una ligera subida en la resolución: de los 720p a los 900p.

Al igual que con la primera temporada, existirá una edición gratuita con un solo personaje disponible que rotará cada semana. Para los excéntricos a los que uno les sepa a poco, en la tienda de Xbox One encontraremos dos packs. El Combo Breaker Pack (19,99 euros) incorpora los ocho luchadores de esta segunda temporada (TJ Combo y Maya en el acto, los demás llegarán paulatinamente en los próximos meses). Una opción bastante más recompendable que la adquisición por separado, pues individualmente tienen un precio de 4,99 euros cada uno. La Ultra Edition (39,99 euros) da acceso igualmente a la totalidad de personajes junto a una conversión del clásico Killer Instinct 2 y dieciséis sets de accesorios y ocho apariencias diseñadas por Kevin Bayliss, director de arte del original.

Sigue leyendo